Galería de fotos: "El velero Diosa Maat en Acción 2017"

Aquí os dejamos un resumen gráfico de lo que ha sido este verano abordo de la Diosa Maat. Sanlúcar, Cádiz, Barbate, Motril, Almería y Melilla son los lugares en los que hemos realizado las actividades relacionadas con la conservación de la biodiversidad marina y costera. 


El velero Diosa Maat en Acción 2017

¡Llegamos a Cádiz!

Fin de la campaña "Velero Diosa Maat en Acción": Volvemos a casa

Velero Diosa Maat en la Bahía de Cádiz 

Después de algo más de dos meses de campaña por el mar de Alborán volvemos a Cádiz. Salimos de Melilla bordeando la costa marroquí. Pasamos por Alhucemas y paramos en su puerto de pescadores con el compañero ecologista Mohammed Andalosi que nos explicó algunas de las peculiaridades de la zona (la lucha ganada por el control de los vertidos en el mar, el control de la sobrepesca...) en medio de la delicada situación en la que se encuentra ahora mismo toda la zona del Rif. 
De un punto tan "auténtico" como Alhucemas pasamos a Marina Smir, lugar de veraneo del Rey Mohammed VI. Es tan lujoso y ostentosos como podéis imaginaros.

El poniente no nos deja pasar el Estrecho de Gibraltar

Nuestra vuelta se ha visto retrasada porque el viento de poniente (oeste) no nos dejó pasar el Estrecho de Gibraltar y tuvimos que darnos la vuelta y volver a la Bahía de Algeciras, donde nos refugiamos un par de días a que amainara el viento. 

Ahora toca descansar y desconectar para hacer un buen balance de lo hecho estos meses de campaña. 

Y después....
Seguiremos trabajando...




Chalecos salvavidas para denunciar las muertes silenciadas en el mar de Alborán

  • Ecologistas en Acción y Prodein Melilla han denunciado en una acción conjunta las muertes producidas y silenciadas en el mar de Alborán.
  • Activistas de estas organizaciones han arrojado al mar decenas de chalecos salvavidas para concienciar sobre los ’refugiados climáticos’.

Ecologistas en Acción, a través de su campaña el velero Diosa Maat en Acción, junto con Prodein Melilla, ha realizado una acción en el mar de Alborán para poner de relieve el enorme drama que viven millones de personas que cada año se ven obligadas a migrar en busca de mejores condiciones de vida, a causa de la agudización de los procesos climáticos y meteorológicos.
Activistas de Ecologistas en Acción y Prodein han arrojado al mar chalecos salvavidas para poner de relieve que no existe el reconocimiento jurídico internacional de ’refugiado climático’ que ampare a las poblaciones más vulnerables del planeta. Mientras estas personas perecen en sus países o en las fronteras, los países industrializados, más responsables en la generación de cambio climático y sus consecuencias, miran para otro lado.

VER VÍDEO DE LA ACCIÓN
Acción Refugiados Climáticos

Según datos de ACNUR, en 2015 se produjeron 62.000 desplazamientos al día en todo el mundo. Y se prevé que en 2050 se vean forzadas a migrar en torno a 200 millones de personas de los lugares más afectados por los procesos climáticos y meteorológicos fruto del cambio climático (África, América Latina y el Caribe, y Asia). Mientras tanto, la UE y EE UU externalizan las fronteras, o lo que es lo mismo, pagan a países colindantes para que contengan la entrada de personas migrantes, a menudo de forma desordenada y violenta, como es el caso de Marruecos o Turquía.
También para el 2050 se espera que la proporción del suelo árido pase del actual 1 % al 30 %, y que los patrones de precipitaciones cambien radicalmente para manifestarse en forma de diluvios que arrastren la capa superior de la tierra cultivable. La temperatura a final de este siglo podría aumentar, en el peor de los escenarios, por encima de los 4 ºC.
“Hay que concienciarse de que vienen tiempos de escasez” afirma Samuel Martín-Sosa, portavoz de Ecologistas en Acción. "Tenemos que llevar a cabo un cambio de paradigma como sociedad, en nuestra forma de vivir y estar en el planeta. A través de la construcción de alianzas, la ciudadanía tiene que tomar la iniciativa para fomentar este cambio sin olvidar que somos seres dependientes de los ciclos de la naturaleza".


La basura en el mar no es un simple problema estético

Las basuras marinas de la costa melillense son consecuencia directa de la mala gestión de los residuos de la Ciudad Autónoma


Guelaya- Ecologistas en Acción denuncia, junto con la tripulación del velero Diosa Maat, la acumulación de basuras en la costa melillense resultado de su mala e ineficiente gestión por parte de la Ciudad Autónoma. La mayoría los residuos no se recogen y tampoco se controlan sus vertido en el río y los cauces que luego van al mar. 
Las basuras marinas que se acumulan en los espigones, rocas y playas de Melilla son sólo las consecuencias visibles y estéticas de un problema mucho más profundo: la deficitaria gestión de los residuos de la Ciudad Autónoma a nivel tanto ambiental como social y económicamente.  

Basura acumulada en el arroyo Mezquita de Melilla, junto al polígono industrial

A través de los ríos, como el Oro o el arroyo Mezquita, a orillas del Polígono Industrial de Melilla  llegan al mar la mayoría de los residuos. “Es preciso controlar, sancionar y limpiar los vertidos de basura en los cauces de Melilla y en los espigones de las playas” declara Rosa González presidenta de Guelaya- Ecologistas en Acción.
Concienciación sobre el abuso del plástico

Paco Segura: "No a la ampliación del Puerto de Melilla"

Puertos sin barcos: el despilfarro de las infraestructuras públicas innecesarias llega a Melilla

Con datos demoledores, mapas y gráficos, Paco Segura, coordinador general de Ecologistas en Acción, presentó el panorama de las infraestructuras públicas en España en una charla en el marco de las actividades del velero Diosa Maat en su paso por Melilla.


POR Judit A. Gonzálbez, (Melilla, 04/09/2017)
“Tenemos política de infraestructura obsoleta. Seguimos construyendo como si no pasara nada y promoviendo una demanda insatisfecha”, criticó lamentando los impactos ambientales de dichas infraestructuras que destruyen el territorio.
Segura estuvo acompañado por José Cabo, portavoz de Guelaya- Ecologistas en Acción Melilla, donde existe un proyecto de ampliación del puerto de la ciudad que remonta al 2006 para el que “se buscaron inversiones privadas pero no aparecieron y ahora se ha anunciado con dinero público”. Con una inversión de 295 millones, prevé la construcción de 25 hectáreas así como la creación de 200 puestos de trabajo durante las obras y de alrededor de 2.500 a 3.000 empleos posteriormente.
Según Cabo, el proyecto ya ha sufrido cambios desde su planteamiento inicial y ha reducido su superficie original, prevista de 50 hectáreas. “Esas 25 hectáreas habrán que urbanizarlas, crearían empleo pero lo que se quiere hacer es llevar empresas de Melilla ahí”, subrayó. En este sentido, consideró que teniendo en cuenta el número de desempleados en la ciudad, que cuantificó de 11.000, “el impacto social y económico para Melilla de los 200 puestos de trabajo de construcción es casi nulo”. Igualmente, puntualizó que para dichas obras “van a venir empresas de fuera con trabajadores de fuera”. Cabo explicó que dicha ampliación supondrá el traslado de instalaciones como la central
térmica, la incineradora y el depósito de combustibles cuyo desmantelamiento no se ha previsto en el presupuesto. El proyecto que está en proceso de evaluación de impacto ambiental de Melilla, no obstante, “el presidente de la autoridad portuaria dijo en una conferencia aquí en el Club Real Marítimo que incluso con la evaluación ecológica negativa, la ampliación del puerto se haría igualmente”.

Limpieza de playa: cala Trápana

Más de 145kg de basura en menos de dos horas fue lo que recogimos entre las compañeras de Guelaya-Ecologistas en Acción y la tripulación de la Diosa

GALERÍA DE FOTOS DE LA JORNADA: Por la mañana limpieza de la playa (y acantilados) en la cala de Trápana en la zona de Melilla la vieja. Por la tarde expusimos en la plaza de los pescadores, junto a la muralla, toda la basura que sacamos. 

Limpieza de playa Trápana #Melilla

La mañana comenzó con la cancelación de la limpieza de fondos organizada por el velero y en colaboración con el Club Ánfora de Actividades subacuáticas. Cosas de la "mala mar", ya sabéis. Aún así nos quedaba cuerda para rato y nos fuimos todas a apoyar a los que iban a realizar la limpieza de playa y de acantilados en la cala de la ciudad vieja Trápana.


Muestreo de Patella Ferruginea

Patella Ferruginea en el muelle norte del Puerto de Melilla

Esta lapa, en peligro de extinción y con el mismo grado de protección que el lince ibérico o que el oso panda, es una de las banderas y joyas de Melilla. Hay algunas colonias en otras partes del Mediterráneo como Grecia o la península ibérica pero la población más grande de esta especie está en Ceuta, islas Chafarinas y aquí, en Melilla.

Galería de fotos de la jornada en la que participaron casi 20 personas y el velero Diosa Maat al fondo apoyando desde el mar:

Muestreo Patella Ferruginea

Aunque también le afectan los vertidos contaminantes, la causa de su extinción en la mayor parte de la costa andaluza ha sido, además de la recolección con fines gastronómicos o como cebo de pesca –que ha afectado más a esta especie en concreto por su relativa escasez que a otras lapas más comunes, como Patella caerulea o P. rustica–, la destrucción de sus hábitat por la especulación urbanística en la costa. Pero tras su fragmentación en poblaciones no reproductoras debido a la urbanización, ahora se insiste en promover nuevas amenazas: las infraestructuras portuarias.

Con el proyecto de ampliación del Puerto de Melilla, de unas 25 hectáreas a partir del muelle norte del actual puerto, se pone en peligro la mayor parte de la colonia de Patella Ferruginea en Melilla (unos 32.000 ejemplares). 
Guelaya-Ecologistas en Acción es una de las máximas defensoras de esta lapa, y por eso quisimos apoyarles en el muestreo de la lapa en el muelle norte. 


Refugiados climáticos: la migración del siglo XXI

Camino sin retorno


POR Judit A. Gonzálbez | Periodista y voluntaria de la Diosa
Huracanes, monzones, sequías prolongadas y desertificación son algunos de las principales razones que motivan a miles de personas en el mundo a abandonar sus hogares. Teniendo en cuenta esta voluntad de mejora del modo de vida, algunos expertos denominan a este colectivo como “migrante climático”. No obstante, esta definición choca con los que consideran que se trata de una migración forzada y abogan por el término de refugiado climático, aunque éste se use sólo para calificar aquella persona que es perseguida políticamente. Entre ellos, se encuentra Samuel Martín-Sosa, responsable de relaciones internacionales de Ecologistas en Acción que recuerda que aunque la Convención de los refugiados de 1951 no contempla este supuesto, “utilizamos el término de refugiados porque necesitan una protección internacional”.
El responsable de relaciones internacionales de Ecologistas en Acción participó ayer en una charla sobre refugiados climáticos en el Real Club Marítimo de Melilla, junto a José Palazón, presidente de la asociación melillense Pro Derechos de la Infancia (Prodein) y Rosa Gónzalez, coordinadora de Guelaya-Ecologistas en Acción Melilla, en el marco del programa de actividades del velero Diosa Maat en la ciudad. Para Martín-Sosa “hay umbrales de no retorno en que se fuerza la migración”. Así, puso el ejemplo de Nairobi donde se producen conflictos bélicos a causa de la competencia de recursos y de Siria, donde existen problemas climáticos y bélicos. Miles de habitantes “se mudaron de las zonas rurales a las zonas urbanas tras la muerte del 85 por ciento del ganado y la pérdida
del 75 por ciento de la cosechas”, recordó.
Con 65.000 desplazamientos diarios en 2015, según ACNUR, y previsiones de 200 millones de personas afectadas por migraciones climáticas en 2050, África, América Latina y el Caribe, Asia y los pequeños países insulares en desarrollo son los puntos calientes de este fenómeno migratorio que “pone de relieve el concepto de vulnerabilidad, la capacidad de adaptación del impacto”. “Muchas veces el que emigra es el que tiene capacidad de emigrar” produciéndose una ‘fuga de cerebros’ que provoca que esos países pierdan “la capacidad de sobreponerse a los impactos medioambientales y
climáticos”, lamentó.

Un sistema culpable que evade responsabilidades


Reflexiones a bordo de la Diosa

Amar el mar.

Por JORGE RIOS | Profesor de Biología y voluntario de la Diosa

"Vivir para contarlo"- titulaba  Gabriel García Màrquez su libro de memorias ; y "tener a quién"- apostillo yo.
Bea, la coordinadora de la Campaña  y responsable de los Medios de Comunicación nos anima a dejar testimonio de nuestro paso por el velero; quizá así consigamos atraer la atención de nuevas colaboraciones. 
El velero es la mar ; la mar de cosas, también. Tripulantes, navegación,convivencia,conocimiento, acción, compromiso....; también temores, incertidumbres, cansancio; es abandonar la solidez terrenal y asumir que mientras se esté en el barco todo se moverá de forma aleatoria; que cuando se duerme en le camarote de proa apenas unos centímetros separan tu cabeza del mar;  hay una especie de regresión al útero materno con el líquido amniótico rodeándolo todo; volver a sentirse pez; como pez en el agua; y por ello no temer al mar.

Los microplásticos en cosmética

Taller de cosmética ecológica en Melilla

Convivir mejor en nuestra Diosa Maat


Una de las entradas más frecuentes (y peligrosas) de plásticos en el mar es a través de los productos de cosmética. Se denominan microplásticos primarios aquellos que ya son manufacturados con un
tamaño microscópico. Entre ellos, destacan las microesferas (de menos de 500 μm) contenidas en
algunos productos de cosmética, como las mezclas utilizadas para el arenado/granallado de algunas cremas o jabones exfoliantes, y los microplásticos empleados como vectores de medicamentos, o
para la impresión en 3D de forma más reciente.
[Si quieres leer más puedes hacerlo en el informe publicado este mismo año por Ecologistas en Acción INFORME BASURAS MARINAS, PLÁSTICOS Y MICROPLÁSTICOS]

Desde el Velero Diosa Maat queremos dar ejemplo y mostrar lo sencillo que puede ser "fabricar" tus propios productos de limpieza y cosmética libres de microplásticos y respetuosos con el medio marino. Por eso, ayer hicimos un taller en Melilla en el que preparamos algunos productos como pasta de dientes, detergente líquido para la ropa, gel exfoliante (con arena de playa) y desinfectante y limpiador multiúsos.



Galería de fotos del transcurso del taller, en el que además colocamos una exposición de la biodiversidad de Melilla cedida por las compañeras de Melilla: Guelaya-Ecologistas en Acción.

Taller de cosmética ecológica